Desksurfing en la cueva

21 November 2014

Ayer por la noche volví con Dani Latorre de hacer un desksurfing de 3 días en La cueva de Benimaclet.

¿En qué consiste un desksurfing?

A mí me gusta verlo como una práctica en la que permite aprender cómo trabajan las personas en otros lugares, en sus entornos, con sus proyectos y compartiendo su día a día.

Cada persona es única y su modo de resolver los problemas es único también, así que creo que es beneficioso abrir la mente, aprender y compartir ese conocimiento. Cuando una persona tiene una idea y otra persona tiene otra idea y la comparten, resulta que cada uno de los dos se marcha con dos ideas en la cabeza.

¿Qué quería traerme de la Cueva?

Quería ver 2 cosas: ¿Cómo lo hacen para el trabajo remoto y distribuido? y quería hablar de hacer negocios: Precios, presupuestos, condiciones, tipos de clientes y proyectos.

¿Qué me traigo de la Cueva?

Llegamos a Valencia el lunes por la noche, nos encontrarnos con Aitor y Xavi y nos fuimos a echar un bocado para cenar. No conocía la cerveza Turia y me pareció bastante rica. Y ya nos fuimos a casa de Aitor, que nos acogió para dormir todos estos días.

Ya el martes nos despertamos y nos fuimos a la cueva, allí encontré un ambiente que me gustó mucho. Me recordó mucho a los viejos tiempos del Downgrade Hacklab, un lugar cuyo fin era llevar cualquier tipo de tecnología a cualquier persona, de compartir el conocimiento. Creo que si cuando tenía 16 - 19 años no hubiese ido al Hacklab ahora entendería algunas cosas de la vida y de mi pasión, la informática, de una forma absolutamente diferente.

En la cueva, en el momento en el que puse el pié, sentí lo mismo. Salvo que ahora los tiempos han cambiado y no hay ya Debian Potato o Woody sino que había un taller de bicicletas, arduinos, impresoras 3D, talleres de costura o hasta un cine. Es un sitio abierto a cualquier persona que quiera entrar y hacer cosas.

Por la tarde estuvimos haciendo alguna kata y hablando de patrones, flujos de refactoring y tal. Y finalmente, en la sesión de cine vimos American Graffiti.

El miércoles, más de lo mismo. Estuve arreglando algún bug en mamba, vi el destripe de la impresora 3D y por la tarde katas con un trainer que si te pillaba el refactoring en rojo, te petaba los cambios que habías hecho. Para la semana que viene, recomendaré una charla que tiene mucho que ver con esto. Y finalmente, un poco de Noche de derroche

El jueves madrugamos poco, que como hubo derroche, pues ya se sabe. Vimos a Miguel Angel y ya nos preparamos para volver a Zaragoza.

Trabajo remoto

Pude ver con Xavi el tema de cómo hacen las reuniones diarias, y pude ver un Flowdock con datos y cómo usan Slack, pedí también el ver cómo afrontan un proyecto con la gente de NoFlopSquad, y cómo usan Trello, KanbanFlow y FeatureMap.

Una de las cosas que más me sorprendió fue el uso de una persona que sabe escribir muy bien pero con poca idea de desarrollo, creo que estudió periodismo, en un proyecto de desarrollo de software haciendo una narrativa de la conversación con el cliente.

Me gusta mucho hablar de estas cosas, yo creo que tiene que ver con que trabajo solo en los proyectos y sólo tengo que organizarme conmigo mismo, entonces el ver a varias personas en el mismo proyecto, me gusta.

Negocios y freelanceos

Estuvimos hablando de tiempo y de valor. Ando un poco preocupado últimamente porque no tengo demasiado tiempo para hacer cosas que me gustan o para ocuparme de mis pet projects.

Creo que es problema de vender tiempo, el día tiene 24 horas y no hay más. Puedes enfadarte, estresarte y amargarte, pero eso no cambiará nada. Seguramente quieras tener algún día de vacaciones o al llegar el invierno ponerte enfermo y meterte a la cama a pasar la gripe o el catarro, y para eso tienes que “comprar” ese tiempo para ti.

Conversando y haciendo retrospectiva, creo que he cometido unos cuantos errores:

  • Cuando empecé como autónomo, quería ingresar dinero todos los meses, aunque fuese un poquito. Así que calculé un precio por hora y empecé a vender mi tiempo a ese precio, creo que tengo que empezar a pensar en el valor. En cuanto valor soy capaz de aportar por mi trabajo, independientemente del tiempo y cobrar por ese valor generado.

  • Por el mismo motivo de antes, creo que he tratado de llenarme el tiempo de la semana / mes con trabajo en lugar de tener un flujo de valor. Para ello he tenido que paralelizar proyectos y el tiempo de ciclo se ha elevado, por lo que la entrega de valor cada vez ha sido más lenta.

  • Por el mismo motivo, creo que debería dejar un tiempo de espacio entre proyectos. Creo que puede estar bien contar con ese tiempo y relajar y volver a recargar las pilas para empezar al 100% el nuevo proyecto.

  • Creo que el tiempo de ciclo se me ha alargado también por cómo cobro los proyectos, todo al final. Aquí me han recomendado cobrar al iniciar, al entregar y finalmente, al aceptar. Con esto, quizás pueda conseguir que el cliente se implique un poco más, ya que hay un dinero en movimiento ya. Y recordar que cobrar es cobrar y no facturar. Las referencias en cada punto iban entre un 30% - 40% del precio al empezar, algo parecido al entregar y algo más pequeño al aceptar.

  • Últimamente tengo los plazos de pagos un poco largos, así que va a tocar ponerlo en las propuestas de proyectos.

  • Me gustó mucho la idea de cobrar un fijo por iteración. Es una idea muy valiente y tienes que estar muy seguro de que vas a aportar un valor. Pensaré cómo la puedo usar o si puedo usarla en mi contexto.

Con la parte que tengo como contractor, estoy encantado, así que nada de esto aplica :)

Acciones futuras

Aquí creo que es dónde ha habido magia. Sin comerlo ni beberlo hemos tomado un par de decisiones.

  • Tengo que hablar más con esta gente, salir del despacho del trol y empezar a ir a por mi cliente. Hemos tomado ya una acción respecto a esto.

  • Me he enrolado con Dani Latorre y Javi Rubio. Tienen una idea bastante interesante de la que no voy a hablar más ahora, pero me ha gustado y vamos a darle candela.

Agradecimientos

No me gusta poner nombres, porque siempre me dejo a alguno, pero vuelvo encantado de este desksurfing y voy a dar las gracias todos y cada uno de los que recuerdo.


comments powered by Disqus